La llegada de los exámenes finales puede acarrear la aparición de estrés, preocupaciones y otras dificultades que hemos de afrontar para superar con éxito las pruebas universitarias. En este momento, debemos tener más claros que nunca cuáles son nuestros objetivos como estudiantes y centrar todos nuestros esfuerzos en aprobar las asignaturas. Puede ser que estemos cansados, pero toca hacer el último esfuerzo para que nuestro rendimiento académico de las últimas semanas haya merecido la pena.

Pero a veces podemos sentirnos saturados y aparecen pensamientos negativos a los que tenemos que hacer frente. Que no cunda el pánico. Desde la Residencia Universitaria Sarrià hemos recopilado cinco consejos útiles para que los nervios no puedan contigo y afrontar los exámenes finales con éxito.

5 consejos para sobrevivir a los exámenes finales

1. Establece una rutina diaria. Si planificas una rutina para cada día estudiarás de una forma más organizada y evitarás sorpresas de última hora. Da prioridad a las asignaturas que consideras más difíciles, o a los exámenes que tendrán lugar primero para dedicarles más horas al día. En estos momentos, estudiar debe ser tu principal actividad del día y tu prioridad número uno, aunque también es importante dedicar hueco al descanso y al deporte.

2. Si tienes dudas, resuélvelas. A veces, al estudiar puedes darte cuenta de que has olvidado alguno de los puntos que viste en el aula, o quizá no acudiste ese día a clase. Puede que ese aspecto siempre te haya resultado difícil o que no comprendas bien tus apuntes. Sea como sea, no te quedes con las dudas. Pregunta a tus compañeros, compartid vuestras dudas y, si os sirve como apoyo, estudiad juntos. Si tus dudas persisten, lo mejor es que te pongas en contacto con el profesor o que busques ayuda en un libro o en internet.

3. Ve por la máxima nota. Si estudias para sacar un 5, es probable que te quedes por debajo de esa nota. Lo mejor es que centres todos tus esfuerzos y seas exigente contigo mismo. De esta manera, tendrás más posibilidades de salir airoso si no sabes responder bien a alguna de las preguntas que se te plantean el día de la prueba.

4. Haz resúmenes. Una de las técnicas más extendidas entre los estudiantes es la realización de resúmenes para facilitar el estudio y la memorización, por ejemplo, a través de mapas de contenidos. Así, verás todos los puntos del temario condensados en un esquema y tendrás la sensación de que es menos amplio.

5. Menos interrupciones. Cuando estés estudiando, desconecta de dispositivos electrónicos y redes sociales. Silencia tu teléfono móvil, apágalo o déjalo en otro espacio de la casa donde no puedas escucharlo. Ya tendrás tiempo de atender a tus mensajes en tu momento de descanso. De igual forma, asegúrate de que dispones de todo el material que necesitas antes de ponerte a estudiar (libros, apuntes, manuales, un estuche, etc.), para no tener que interrumpir tu estudio.

¿Cuál es la técnica que mejor te ayuda a estudiar? ¡Te leemos!

La Residencia Sarriá, tu residencia en Barcelona
Valora este artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies