Cada vez hay más estudiantes que optan por aprovechar el verano para realizar un curso intensivo de inglés, o de cualquier otro idioma. Este tipo de cursos presentan un ritmo de clases mucho más alto, habitualmente con un mínimo de tres horas diarias, por lo que permiten avanzar en el aprendizaje y en la obtención de las principales certificaciones ¡en un tiempo récord!

Este ritmo tan intenso de clases exige por parte del alumno un nivel de dedicación y esfuerzo continuo que no siempre es fácil de seguir, y menos en verano. Por suerte, existen múltiples modalidades para facilitar el estudio de idiomas en los meses de julio y agosto, como por ejemplo: realizar cursos intensivos de inglés dentro de una residencia universitaria.

Se trata de una fantástica solución para aprovechar el enorme potencial de estos cursos intensivos de inglés de forma agradable e, incluso, divertida. Dentro de las múltiples ventajas que ofrece estudiar en una residencia universitaria, destacamos las que consideramos más relevantes:

UNA BUENA RUTINA DE ESTUDIO Y DE OCIO

En una residencia universitaria es mucho más fácil planificar los horarios de estudio, descanso y ocio, puesto que existen instalaciones, servicios e, incluso, asesoramiento profesional y rutinas pre-establecidas, en el mismo centro que facilitan enormemente la consecución de los objetivos de estudio, por muy intensivo que sea el curso de inglés. No se trata de seguir un horario a rajatabla, sino de propiciar buenos hábitos que consigan aumentar la productividad pero sin agobios ni estrés innecesario.

CURSO INTENSIVO DE INGLÉS ¡SIN PREOCUPACIONES!

En un centro como la Residencia Universitaria Sarrià, los estudiantes pueden disfrutar de una agradable y cómoda estancia, libre de preocupaciones domésticas. Tienen a su alcance un servicio de comedor con una variada oferta de menús saludables, por lo que no deberán preocuparse de realizar la compra ni de cocinar. Así como zonas de limpieza y lavandería, conexión wifi en todos los espacios, copistería y equipos audiovisuales e informáticos… en definitiva, todos los servicios necesarios para concentrarse solo en aprender y aprobar.

MEJORES RESULTADOS

Vivir en un entorno pensado y diseñado para el aprendizaje y la vida saludable y, sobre todo, rodeado de otros estudiantes con el mismo conocimiento del idioma, o superior, aumenta de forma espectacular la motivación por el estudio y por avanzar de nivel.

AMPLIAR RED DE CONTACTOS

Es evidente que uno de los objetivos de los estudios universitarios y de los cursos intensivos de inglés, francés, alemán o, incluso, japonés, es conseguir las mejores competencias para el futuro profesional. Pero cabe recordar que cuidar y mantener una buena base de contactos profesionales es tan o más importante que la formación y la acreditación de certificaciones. ¡Y es en las residencias donde se empiezan a tejer estas valiosas redes de contactos a nivel local e internacional!

Como ves, estudiar un curso intensivo de inglés en una residencia de estudiantes es un gran plan para este verano. Are you ready?

La Residencia Sarriá, tu residencia en Barcelona
5 (100%) 1 voto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies