A la hora de elegir una residencia de estudiantes existen varios factores determinantes. Por una parte su ubicación. El hecho de que esté cerca de las facultades o bien conectado por transporte público es relevante. Además, de que disponga buenas instalaciones y facilite zonas de estudio en la residencia para los estudiantes.

Por otra parte es las opciones de habitaciones disponibles: si son individuales, si existe la opción de compartir, perfil de los compañeros…Y por último, los servicios que ofrece. Una residencia no es solo una habitación sino las diferentes instalaciones disponibles para hacer la estancia de los estudiantes mucho más cómoda.

Las aulas de estudio y de descanso marcan el ritmo del estudiante, que podrá aprovechar mejor las horas de estudio si no necesita realizar grandes desplazamientos y puede satisfacer su ocio en la propia residencia. Algunos detalles a tener en cuenta son:

Zonas de estudio en la residencia

  • Biblioteca
  • Buena conexión a internet.
  • Tamaño de las aulas: si hay mucha gente, si son silenciosas, luminosas… Cuando se comparte una habitación no siempre se tiene la tranquilidad necesaria para concentrarse en los estudios por lo que estas áreas son muy importantes.
  • Material tecnológico: disponibilidad de ordenadores, tablets, impresoras, escáner, fotocopiadora… En la Residencia Universitaria Sarriá todos estos equipos están conectados con los ordenadores de la sala de informática, de la sala de arquitectura y a través de la red wifi con los ordenadores de los residentes, facilitando su uso los 365 días del año.
  • Climatización.
  • Material técnico como mesas de arquitectura donde se puedan preparar las entregas y usarse para diseño, dibujo técnico y artístico, entre otras disciplinas.
  • Piscina y si es exterior o interior.
  • Zonas verdes: las residencias estudiantiles tienen zonas de esparcimiento como césped y terrazas. También son un espacio para repasar de forma distendida al aire libre, saliendo un poco de la habitación cerrada que suele venir bien.
  • Solarium para aprovecharlo en primavera y verano.
  • Opción de recibir clases particulares en las instalaciones de la propia residencia. En algunas residencias incluso existen profesores a disposición de los residentes para que contraten sus servicios. Es el caso normalmente de las clases de idiomas.
  • Zona para estudiantes sénior. La vida del estudiante universitario está lejos de la rutina de un profesional con años de experiencia que decide hacer un parón en su carrera para cursar el doctorado o un Master con dedicación plena. En Residencia Sarriá hay un módulo reservado exclusivamente para estos perfiles adultos que incluyen habitaciones simples y dúplex, entre otros.

El ambiente de las residencias son de mucha ayuda, dado que normalmente todos los que se alojan en las mismas están en la misma fase de la vida y un objetivo similar: o bien cursar estudios universitarios o bien un master, postgrado o doctorado.

No obstante, muchos estudiantes aunque tengan zonas de estudio dentro de la residencia, siguen encontrando en su propia mesa de estudio y habitación el mejor lugar donde concentrarse, alejarse de las distracciones y estudiar.

4.7 (93.33%) 3 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies