Tras la etapa de exámenes solo apetece desconectar,  romper con la rutina de repaso, apuntes, nervios… y qué mejor que hacerlo en un entorno de buen clima y playa como es Barcelona.

Pero todos los que estudiamos sabemos que el descanso es temporal y que enseguida nos urge recuperar horarios para ir bien preparados a los exámenes de recuperación o sacarnos de encima esas asignaturas que tanto nos están costando y arrastramos de un curso a otro.

Si te suena, sabrás lo importante que es no desperdiciar todo que lo que se aprendió durante el año. Por eso, hoy incidimos en algunos consejos útiles para estudiar en verano sin que suponga un gran esfuerzo.

 

Tips para mantener los hábitos de estudio en verano

 

Busca en casa un espacio limpio y que solo uses para estudiar. En la residencia de estudiantes tenías tus hábitos, horarios, salas de estudio, aulas para recibir a los profesores particulares… pero llegas a casa y te das cuenta que el caos se apodera de ti. Normal. Tómate tu tiempo y busca ese hueco de la casa que te ayuda a desconectar de las tareas domésticas, del ocio y de las molestias de tu familia. Es básico tenerlo porque ayuda a que te concentres y a crear un ambiente propicio para el estudio. Así aprovecharás mejor el tiempo y el día te cundirá mucho más.

 

Calidad más que cantidad. Resulta irreal que un estudiante pase una gran cantidad de tiempo estudiando mientras se encuentra en casa de vacaciones. No obstante, tomarse una hora diaria para hacer un repaso puede llegar a marcar la diferencia en los meses siguientes.

 

Repasa en nuevos formatos. Entendemos que revisar una y otra vez los mismos apuntes es agotador. Pero, por suerte, ahora con internet tenemos la oportunidad de aprender en distintos formatos. Lee en alto los apuntes y guárdatelos en formato podcast. De la misma forma, busca audio apuntes, tutoriales y videos de Youtube que hablen de la materia que estudias y escúchalos mientras caminas, estás en el coche, en el tren y todas esas horas muertas. El aprendizaje te llegará de forma más amable y no parecerá que estás estudiando por lo que anímicamente te sentirás mejor.

 

Desarrolla nuevas habilidades. Fuera del calendario académico merece la pena dedicar el tiempo a hacer cursos o talleres para aprender esos otros temas que sí nos interesan mucho pero para los que no teníamos hueco en la agenda. Es una manera amena y muy saludable de continuar con las buenas rutinas con la ventaja de que en este momento estamos con la motivación a tope.

 

Cada minuto dedicado ahora al repaso será beneficioso para ti. Lo último que has de hacer como estudiante es desconectar por completo durante el verano. Cuida tu rendimiento académico, cada pequeño gesto cuenta.

 

Lo más importante es que realmente seamos conscientes de lo necesario de repasar y mantener el hábito. Una vez nos concienciemos, sabiendo los resultados beneficiosos que tendrá en nuestros estudios y cómo podremos empezar un nuevo curso sin dificultades, la motivación y los hábitos de estudio en verano llegarán solos.

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

5 (100%) 1 voto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies