La pandemia de la COVID-19 y el consiguiente confinamiento, el pasado año, dieron lugar a un vuelco en la forma de desarrollar la vida universitaria. La situación continúa y son muchos los estudiantes que, este curso, han tenido que adaptarse a las videollamadas en lugar de acudir presencialmente a las clases.

Todo tiene sus pros y sus contras pero sí es cierto que estar en casa, de alguna manera, puede dar lugar a más distracciones, una menor planificación de las rutinas de trabajo académico o una falsa sensación de control cuando estás dejando un poco de lado la carrera.

Si esta es tu situación, a continuación te damos las cinco claves para tener éxito al estudiar desde casa.

Top 5 consejos para estudiar en casa sin perder productividad

  1. Todo es más fácil si somos organizados. Una buena planificación es esencial para conseguir tus objetivos académicos, ya que el hecho de no tener horarios fijos de clase dificultará que adquieras una rutina. Ser organizado te ayudará a ser más productivo en los estudios e inviertas mejor el tiempo. Para ello, puedes utilizar una agenda o libreta donde apuntar qué tareas vas a entregar cada día y cuándo vas a estudiar. Lo mejor es que lo hagas siempre a la misma hora, pues así te acostumbrarás y adquirirás un hábito como el que tendrías si acudieras presencialmente a la universidad.
  2. Aléjate de las pantallas mientras estudias. Una de las distracciones más habituales en el siglo XXI es el móvil, aunque también lo son otros aparatos electrónicos. Por ello, mantén tu teléfono móvil en silencio, apagado o lejos de ti cuando estás estudiando. Tampoco enciendas la televisión ni utilices el ordenador para otro fin que no sea académico. Si recibes llamadas o mensajes que no son urgentes, es mejor esperar y atenderlos cuando termines de estudiar. Entre tanto, asegúrate de que el único uso que harás de la tecnología será para fines de apoyo universitario.
  3. Haz descansos. Parar de vez en cuando durante el tiempo de estudio te ayudará a aclarar tu mente y retomar fuerzas, sobre todo en época de exámenes. De la misma manera que debes planificar cuándo vas a estudiar, es buena idea que pienses cuándo vas a parar. La regla de estudiar 50 minutos y hacer descansos de 10 minutos antes de retomar la materia, te puede ser útil.
  4. Estudia siempre en el mismo sitio. A muchos estudiantes les resulta útil realizar sus tareas cada día en el mismo lugar. Si este es tu caso, no lo dudes. Si te concentras mejor en una biblioteca, acude a ella y trata de repetir esta rutina cada jornada. En el caso de alojarte en una Residencia Universitaria, puedes contar en las instalaciones con zona de ordenadores, salas de arquitectura, diseño,… que puedes usar para trabajar mejor.
  5. Mantén la constancia. Ser constante es la clave última para cumplir tus objetivos. No es algo que se consiga de la noche a la mañana. Con la repetición de los hábitos, poco a poco encontrarás el mejor lugar y las mejores horas para ser productivo.

¿Cuáles son tus trucos?

La Residencia Sarriá, tu residencia en Barcelona

Valora este artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies