Llegado el momento de iniciar estudios universitarios es natural que te invadan algunas dudas sobre cuál es el mejor lugar para vivir durante esta etapa. Vivir en una residencia universitaria es una gran opción que puede beneficiar al estudiante para alcanzar sus objetivos y dar tranquilidad a la familia.

Ser universitario no es cosa sencilla, es un momento donde cambian los objetivos de vida y en muchos casos hay que abandonar el hogar para ir tras la carrera que te apasiona. Vivir en una residencia universitaria facilita buena parte del proceso y ofrece ciertos beneficios que pueden servir de impulso para que el estudiante no pierda el rumbo.

Te dejamos algunas ventajas de vivir en una residencia universitaria para lograr un estilo de vida que compagine con tus estudios:

Espacio y equipamiento

La residencia universitaria ofrece el espacio físico que necesitas para poder desarrollar tus actividades académicas. Contarás con salas de estudio, biblioteca, sala de ordenadores, espacios para dibujo y arte, espacio para trabajar en equipo. Tendrás conexión a internet por red WiFi en cada área y todos los servicios para que la prioridad sean los estudios y el desarrollo personal.

Las tareas están resueltas

Una de las mejores cosas que tiene vivir en una residencia universitaria es que con el pago mensual queda cubierto la pensión completa (desayuno, comida y cena), cambio de ropa de cama y toallas, limpieza de la habitación.

La residencia te asegura una alimentación equilibrada y vivir en un espacio limpio, dos cosas muy importantes para un universitario a quien le queda poco tiempo para dedicarle a las tareas relacionadas con la limpieza y el orden. Dentro de las instalaciones también puedes contar con una lavandería, aparcamiento y transporte a los principales campus universitarios de Barcelona.

Entorno que incentiva

Al convivir con otros estudiantes universitarios te sentirás motivado a dedicarle tiempo a tu carrera, existe la posibilidad de relacionarte con personas que estudian en otras universidades y es factible compartir técnicas de estudio para lograr mejores notas y calificaciones.

Desarrollo integral 

Al vivir en una residencia universitaria tendrás espacio para desarrollar tus habilidades como estudiante, pero también puedes participar de actividades divertidas y un intercambio cultural constante. Puedes disfrutar de áreas para socializar como la piscina, el solárium, la sala de música, el futbolín, el ping pong, la zona deportiva y las zonas verdes; sin interrumpir las horas de estudio de otros compañeros.

La residencia ofrece información sobre eventos de interés cultural en la ciudad y desarrolla actividades especiales dentro de sus instalaciones para promover la sana convivencia entre los estudiantes.

Apoyo en todo momento

Definitivamente vivir en una residencia universitaria te ayuda a crecer y madurar, tendrás la independencia que necesitas para controlar tus horarios y obligaciones sin la carga emocional de verte solo y sin el apoyo de tus seres queridos.

En la residencia estarás rodeado por personas que atraviesan la misma situación que tú y podrás compartir con ellos las dudas que tengas, tendrás a tu disposición un personal que está atento a ayudarte ante cualquier duda y podrás adaptarte con tranquilidad en un entorno seguro.

La Residencia Sarriá, tu residencia en Barcelona
Valora este artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies