Entre los propósitos de cualquier estudiante a menudo encontramos el objetivo constante de mejorar el rendimiento académico. Es un aspecto que obviamente ayuda a obtener grandes resultados y que favorece el espíritu de superación de cada persona.

Es importante que los estudiantes sepan cuáles son los hábitos que contribuyen positivamente en el cumplimiento de sus retos académicos. En este caso, es conveniente reconocer la gran importancia de la alimentación y su repercusión en el potencial académico que una persona pretende fortalecer.

Los superalimentos constituyen una oportunidad sencilla para mejorar nuestra salud: son los alimentos más densos del mundo y se han utilizado a lo largo de la historia para sanar cuerpo y mente. La inclusión de estos productos a tu dieta son la base para mejorar el rendimiento personal, aumentar la vitalidad y aportar al cuerpo una cantidad importante de minerales, vitaminas y nutrientes.

Los alimentos industrializados están en el orden día, por lo que un estudiante debe ser capaz de configurar su dieta en base a sus objetivos, teniendo presente que lo más fundamental es tener una salud óptima y radiante. Una dieta sana y equilibrada es uno de los puntos más importantes de cualquier lista de hábitos saludables para universitarios.

Una gran mayoría de los superalimentos destacan por los altos índices de enzimas, vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos, que son perfectos aliados para nuestro cuerpo ante las enfermedades más comunes. Asimismo, también tienen un gran potencial terapéutico y propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias gracias a sus antioxidantes.

Muchas personas no se separan de su teléfono móvil porque les permite estar siempre conectadas con sus amigos, hacer fotografías o actualizar sus redes sociales. No obstante, también se puede utilizar el móvil para recibir toda la información necesaria para equilibrar nuestra dieta e incluso existen apps para hacer recetas saludables.

A continuación, te destacamos determinado superalimentos que puedes añadir a tu dieta con el objetivo de mejorar tu salud y alcanzar así tu mejor versión, tanto por dentro como por fuera.

Los 5 superalimentos para mejorar tu rendimiento académico

 

  • Sardinas

Este pescado azul de tamaño pequeño es un gran aporte de omega 3 que permite mejorar la salud cardiovascular y reducir la inflamación en términos generales. Es común comerse la espina de las sardinas más pequeñas: síguelo haciendo, ¡aporta mucho calcio!

  • Quinua

Posiblemente, uno de los alimentos más de moda, perfecto para combinar con unas verduras salteadas o una ensalada. No tiene gluten, es rica en fibra y aminoácidos, es un gran aporte de hidratos de carbono y cuenta con proteínas de alto valor biológico. Los beneficios de la quinua, por lo tanto, son de gran importancia: mejora la salud del tránsito intestinal y previene enfermedades como el cáncer de colón.

  • Legumbres

Poca grasa y mucha fibra. Las legumbres son ricas en hierro y en minerales como el calcio o el magnesio. No tienen mucho éxito entre los estudiantes, pero lo cierto es que son una fuente incontestable de proteína de alto valor biológico. ¡En tu dieta no pueden faltar! No es excusa que tengas que comer fuera de la residencia por horarios de universidad o trabajo: las legumbres también son perfectas para disfrutar del servicio de picnic de tu residencia.

  • Brócoli

Los últimos estudios defienden que esta verdura contribuye positivamente en la prevención de enfermedades como el cáncer. Puede destacarse de este alimento una gran cantidad de agua, fibra, sustancias antioxidantes y vitamina C. Además, tiene pocas calorías. El servicio de buffet de tu residencia seguro que ofrece brócoli con regularidad: ¡no te hagas el despistado o la despistada y sírvetelo en tu bandeja!

  • Nueces

Un puñadito con el desayuno, para comer o entre horas para saciar el apetito. Las nueces aportan vitamina E y una grasa saludable que es necesaria para el buen funcionamiento del corazón y controlar los niveles de colesterol. Y no menos importante, las nueces mejoran la función cognitiva, así que fortalecen tu memoria.

Una mala alimentación no solo propicia presentar carencias nutricionales, sino que a largo plazo afecta a nuestra salud y estado anímico. Si queremos mejorar el rendimiento académico progresivamente, la alimentación es un factor clave en la ecuación. Las bebidas energéticas, el café o los refrescos con cafeína no pueden convertirse en una falsa fuente de energía ante los periodos universitarios o profesionales más exigentes.

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

5 (100%) 6 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies