Los primeros días en una residencia de estudiantes se reciben con ilusión por ser el comienzo de una nueva etapa. El verano queda atrás y septiembre se convierte en un mes especial porque significa que muchos estudiantes aterrizan en el mundo universitario. Han dicho adiós a la educación secundaria, y no solo a eso, también a su ciudad natal o a sus padres tras decidir un nuevo lugar para crecer académica y profesionalmente.

La transición entre el hogar familiar y una residencia universitaria no es un proceso complejo cuando el nuevo alojamiento que recibe al estudiante precisamente está diseñado para facilitarle este cambio.  Los estudiantes no deben dudar ni un momento de que lo que tienen por delante es una estancia durante años agradable, cómoda e inolvidable.

Eso sí, debemos poner un poco de nuestra parte. Podemos abrirnos a los nuevos residentes que como nosotros pueden tener dudas, miedos e inseguridades para ir estrechando lazos. E incluso podemos hablar con otros residentes más veteranos para que nos introduzcan en el lugar. Si algo está asegurado es el buen recibimiento de la comunidad de la residencia a los nuevos estudiantes.

A continuación, ofrecemos una pequeña lista de consejos con el objetivo de que los nuevos estudiantes puedan adaptarse rápidamente a lo que será su nueva casa e integrarse con sus nuevos compañeros.

 

Primeros días en una residencia de estudiantes: paso paso

 

1. Sin miedo

 

No tengas miedo, vergüenza o temor por nada. La residencia estará llena de estudiantes que como tú acaban de llegar y que como tú también quieren empezar a congeniar con la gente para integrarse en el ambiente. No rehúyas de la gente ni te encierres en ti mismo: puedes aprender mucho, tanto para tus estudios como para tu vida personal y profesional, de las personas que te rodean en el día a día.

 

2. No te pierdas nada

 

Las noches de cine, las noches de running a la luz de la luna, los partidos de fútbol mixtos, las competiciones de billar… Vivir en la Residencia Universitaria Sarrià supone tener una agenda de actividades de ocio completa para que puedas desconectar del estudio y de las obligaciones académicas, pero también para que empieces a conocer mejor a otros residentes.

 

3. Aprovecha para aprender

 

Y no estamos hablando de tus estudios, que por supuesto deben ser tu prioridad. Hablamos de las formaciones que ofrece la residencia que tienen el objetivo de contribuir a que el residente pueda ser cada vez más independiente: los talleres de cocina, las formaciones de lavandería, etc.

 

4. Descubre el lugar

 

Una residencia cuenta con una gran cantidad de servicios, espacios y prestaciones. Una tarea recomendable es pedir a algún estudiante que se conozca el lugar, o incluso a alguien que forme parte del personal, que nos haga de guía por la residencia para que podamos hacernos una idea de lo que nos puede interesar más para aprovechar el tiempo de estudio y el libre para el ocio.

 

5. Saca brillo a tu agenda

 

Si aún no tienes la costumbre, debes adquirirla: planifica semanalmente tus obligaciones para llegar a todo sin problemas. Los primeros días es el momento perfecto para crear el hábito de organizarse bien: los desplazamientos a la universidad, la rutina diaria, el tiempo de biblioteca, la práctica deportiva…

No te convenzas de lo contrario: ¡este año es tu año! Te deseamos la mejor de las bienvenidas a la RUS, el comienzo de una experiencia inolvidable y los resultados académicos que tanto esperas conseguir.

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

5 (100%) 1 voto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies