Preparar unas oposiciones no es tema baladí. A efectos prácticos, quienes se centran en ganar un puesto en las administraciones públicas han de dedicar gran parte de tiempo efectivo de su día a día a la formación, casi como si de un trabajo se tratase.

De hecho, una de las principales características que reúnen aquellos que tienen éxito en la búsqueda de alguna de las plazas vacantes es la constancia. Como muchas veces se ha dicho, preparar una oposición es una carrera de fondo, en la que importa el ritmo uniforme, no cómo se empiece.

Continuando con la analogía runner, una oposición es un maratón, no una prueba de cien metros lisos en la que haya que esprintar. Pocos opositores de éxito conoceréis que basen su estudio en la anarquía y el desorden.

 

¿Cómo hay que afrontar unas oposiciones para tener éxito?

 

En primer lugar, hay que entender que la preparación de unas oposiciones es un trabajo más, como el que se puede tener en una oficina o un taller: hay un horario de trabajo –o de estudio, mejor dicho-, así como unas responsabilidades, unas tareas y unos objetivos a cumplir. Si quieres tener éxito estudiando, márcate desde el principio cuáles son las horas que vas a dedicar a ello, y no las cambies por nada del mundo. Tu rendimiento académico está en juego. Igual que no sales de la oficina a hacer la compra, o de la fábrica para hacer deporte, los apuntes y los libros no pueden dejarse de lado para “otras tareas”.

Pero al mismo tiempo, aprende y asume que hay unos tiempos de descanso. Nadie trabaja catorce horas –o esperamos que no lo haga-, así que tampoco le dediques todo el tiempo a estudiar. Básicamente porque necesitas unos tiempos de descanso y de recuperación que te permitan afrontar el resto de los días con la fuerza necesaria para aguantar.

Por último, hay que ser organizado: dado que se va a tener poco tiempo para muchas de las tareas diarias, hay que tratar de ser lo más efectivo posible. ¿A cuántos opositores habéis escuchado que su día se basa en estudiar, comer, descansar y dormir?

 

La Residencia Universitaria Sarriá: la mejor residencia para opositores en Barcelona

 

De ahí que muchos de ellos opten por una residencia universitaria para preparar pruebas de este calibre: esto permite reducir tiempos que antes se dedicarían a las rutinas del hogar, que no hacen otra cosa que eliminar horas de nuestra agenda, ya sean de descanso o de estudio.

En Barcelona hay una residencia que destaca por encima de cualquier otra a la hora de brindar un espacio ideal para los opositores: es la Residencia Universitaria Sarria, que en la parte alta de la ciudad dispone de unas instalaciones magníficas para hacer de la preparación de estudios de este calibre, todo un trabajo en el que rendir al máximo.

Esta residencia para opositores en Barcelona cuenta con varias salas de estudio y trabajo que te permitirán afrontar los apuntes con garantías de que no te van a incomodar ruidos, jaleo o vecinos. De igual manera, podrás disfrutar de todas sus opciones de ocio de cara a descansar lo máximo posible.

Todo ello desde un edificio completamente aislado de la zona de estudiantes universitarios, de forma que como opositor, te encontrarás con un ambiente propicio rodeado de estudiantes con tus mismas necesidades e inquietudes. Este hecho sumado al resto de ventajas compartidas con el resto de residentes, es lo que hace especial a la Residencia Sarrià como para afirmar que, efectivamente, estaríamos ante la mejor residencia para opositores en Barcelona.

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

5 (100%) 2 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies