0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Compartir habitación doble en una residencia universitaria en Barcelona tiene un sinfín de ventajas. Sin embargo, muchos coincidimos en que la organización de las tareas de limpieza puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

El hecho de compartir habitación exige fijar unas normas tanto de convivencia como de orden para evitar conflictos y facilitar la comodidad de los dos estudiantes que comparten espacio. Una habitación ordenada transmite tranquilidad, serenidad e invita a seguir con las tareas pendientes sin estar constantemente atentos de la ropa tirada, el baño sucio, el desorden generalizado…

Hoy te traemos los mejores consejos para organizarte con tu compañero y mantener tu espacio como el servicio de limpieza de la RUS bien sabe: como los chorros del oro.

Las claves de una habitación doble en residencia universitaria de Barcelona ordenada

 

En primer lugar es recomendable que llevéis a cabo un plan de mantenimiento diario. Si fijáis hábitos de limpieza rutinarios será mucho más fácil. Siempre ha de ser consensuado. De hecho, merece la pena tener una lista de temas escritos para adquirir el compromiso de la otra parte.

 

Entre las tareas que debe incluir este plan de mantenimiento diario están hacer la cama una vez que os levantéis, evitar dejar ropa en la silla y zapatos en el suelo y tomar cinco minutos al día para organizar tus apuntes así como recoger todos los materiales que utilices en tus sesiones de estudio. El objetivo, que a simple vista no haya objetos que interrumpan nuestro campo de visión.

 

Por otro lado, es recomendable adquirir una serie de utensilios que os ayudarán a organizaros. Podéis comprar artículos de almacenamiento como organizadores de ropa interior, zapateros, archivadores,… Podéis ser creativos y ahorrar dinero construyendo vuestros objetos de almacenaje y además pasar un buen rato.

 

Existen principios básicos de orden que nunca debemos perder de vista. Hablamos de mantener lejos o en los lugares más altos de la habitación las cosas que menos utilizamos así como destinar una estantería o armario para los útiles de limpieza.

 

Asimismo, resulta útil establecer en un calendario los días de la semana o del mes en los que realizar una limpieza general de la habitación de aquellos lugares como cajoneras, interior de armarios y recovecos entre objetos personas en el que el personal de limpieza no alcanza a limpiar. Esta conllevará barrer, fregar, organizar el armario, pasar el polvo… cuanto más a fondo se lleve a cabo la tarea mejores serán los resultados. Podéis realizarlas de manera conjunta o repartirlas.

 

Es recomendable ventilar cada día de la habitación y evitar entrar con los zapatos sucios. Peinaos y afeitaos siempre dentro del baño y así no quedarán pelos por el suelo, que se esparcen con facilidad por todos los lados.

 

Comprad un ambientador, y en el caso de que tengáis alfombra, intentad sacudirla una vez por semana ya que es un lugar en el que se acumulan muchas bacterias. Por último evitad comer dentro de la habitación salvo en los momentos en los que sea estrictamente necesario. La disciplina ayudará a que todo salga bien de forma natural. No se trata de sentirse obligado, sino de adquirir hábitos saludables que benefician a todos ¡y a ti el primero! Que nada se interponga en tus horarios de estudio y tu rendimiento académico.

 

Mantener la habitación limpia requiere una coordinación con tu compañero pero una vez que establecéis las tareas que debe cumplir cada uno y las lleváis a cabo veréis como vuestro espacio se ve impecable. Compartir es vivir.

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

5 (100%) 2 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies