0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Asistir a las clases, hacer exámenes, terminar trabajos… ¿y además preocuparnos por llevar una alimentación saludable?

La vida del estudiante puede llegar a ser muy estresante, por ello, no es de extrañar que la mayoría de jóvenes no dediquen todo el tiempo que deberían a cuidarse y llevar a cabo una dieta lo suficientemente sana y variada. Es por esta razón por la que, si no te lo habías planteado aun, es importante considerar una residencia para universitarios con restaurante como alojamiento para no tener que preocuparte de este vital factor. No obstante, quieras vivir tus años universitarios en una residencia, colegio mayor o cualquier otra opción, lee muy atentamente este artículo y comienza hoy mismo a cuidar (o que cuiden) tu alimentación;

¿Qué beneficios puede aportarme una alimentación sana como estudiante?

 

Es importante que recuerdes que una dieta equilibrada y adecuada te ayudará a aumentar tu memoria y mejorará tu capacidad de concentración y bienestar personal haciendo que tu rendimiento académico se mantenga.

Es imprescindible que realices al menos tres comidas al día, eliminando dentro de lo posible alimentos grasos difíciles de digerir y que te proporcionarán un valor energético innecesario.

El arroz, la pasta y las legumbres pueden ser tu gran aliado a la hora de aportarte los hidratos de carbono que tu cuerpo necesita. Puedes acompañarlo con recetas en frío como ensaladas, hortalizas y verduras.

Es importante que ingieras proteínas como las que encontrarás en fuentes poco grasas como las carnes blancas, el pollo o el pescado blanco.

Por último, no olvides el aporte necesario de vitaminas y minerales que te ofrece la fruta y las verduras pues son esenciales a la hora de favorecer el proceso de aprendizaje.

Ten muy en cuenta que las digestiones pesadas o el exceso en las comidas puede provocar somnolencia y hasta malestar de modo que no estudiarás en las condiciones adecuadas. Tener horas fijas y mantener un control en las comidas puede ayudarte para que esto no ocurra.

Toda residencia universitaria con restaurante debe tener en cuenta las necesidades globales e individuales de sus estudiantes

¿Cómo me ayuda una residencia universitaria con restaurante?

 

Si vives en una residencia no tendrás este problema pues la mayoría dispone de cocina propia, lo cual permite ofrecer a sus residentes de lunes a domingo desayunos, comidas y cenas variadas y de calidad.

Pero ¡ojo!, que la residencia disponga de restaurante propio no es garantía de una correcta alimentación, ya que hay dos factores extra a tener en cuenta:

  • Que el menú sea realizado a conciencia para estudiantes: ya hemos descrito la importancia del consumo de ciertos productos para el correcto desarrollo del estudio, y sin duda deben estar presentes en el menú de la residencia. Una barra de ensaladas por ejemplo, siempre presente sea el momento del día que sea, es una opción imprescindible si queremos tener los beneficios de la fruta y verdura al alcance constantemente.
  • Que usemos con cabeza las posibilidades del menú: nuestra residencia podrá tener el mejor servicio restaurante buffet que podamos pedir, pero si no lo usamos con cabeza, de nada sirve.
    Horarios prudentes (que intentemos desayunar, comer y cenar a las mismas horas para no producir desajustes) y la posibilidad de solicitar un servicio pic-nic si no nos encontramos en la residencia o lo vamos a necesitar en otro lugar como la universidad

Por último, si padezco alguna intolerancia alimenticia o debo seguir una dieta concreta por exigencias médicas, debería tenerse en cuenta mis necesidades y que disponga de un menú especial para que tampoco sea un quebradero de cabeza mis circunstancias.

¿Qué puedo hacer si no tengo tiempo para cocinar?

 

Si no dispones de la ayuda de una residencia universitaria con servicio de restauración, y por tanto, debes controlar tu alimentación personalmente, la solución es sencilla. Planificación.

Planificar con anticipación el menú de la semana o incluso del mes, es uno de los pasos que ha de dar toda persona que quiere comer sano, máxime si es un estudiante.

Realizar una lista de los alimentos que se desea comprar te ayudará a no gastar dinero en vano y a mantener a raya lo que comes, haciendo que la compra final se ajuste a lo que habías decidido con anterioridad.

Recuerda que la Residencia Universitaria Sarriá garantiza el disfrute del servicio de restaurante a todos sus residentes por lo que tendrás una cosa menos de la que preocuparte. Y ya sabes que si por incompatibilidad de horarios o por trabajo no pudieras disfrutar del servicio de comidas, siempre te quedará la opción de solicitar tantas veces como lo necesite el servicio picnic para su disfrute en cualquier lugar.

 

La Residencia Sarriá, tu residencia en Barcelona

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR