Cada año, a finales de octubre se reserva un fin de semana para una edición del Festival de Arquitectura por excelencia en Barcelona: 48h Open House. Un evento diseñado no solo para que los que cursan estudios de arquitectura en Barcelona descubran las joyas menos conocidas (también las que más) desde dentro, sino para que los propios barceloneses y visitantes puedan introducirse en los entresijos de los edificios más curiosos que conforman la ciudad.

Cada año, además de abrir al público edificios emblemáticos que no suelen ser visitables como las Torres Venecianas o la Torre de les Aigües que asoma junto al templo del Sagrado Corazón del Tibidabo, se aborda un tema y se invita a ciudades del área metropolitana a que se unan a esta gran fiesta del diseño, la funcionalidad y la arquitectura.

Este año el tema elegido es “La Arquitectura del Agua”, la cual nos llevará a poder visitar edificaciones erigidas a tratar y cuidar este elemento fundamental. Participan los diez distritos de la ciudad, además de Santa Coloma de Gramenet, Vilassar de Dalt, Sant Joan Despí, Badalona y L’Hospitalet de Llobregat.

 

Los imprescindibles del 48h Open House Barcelona

 

Casa Sayrach

 

Los Gaudís, Cadafalchs y Montaner que enriquecen el perfil de Barcelona son todo un regalo “envenenado”. Si bien nadie puede dudar sobre la desorbitante belleza de “la Manzana de la Discordia”, el Hospital de Sant Pau o la Casa de les Puntxes, hacen sombra al legado de otros tantos arquitectos modernistas que, desde distintas manzanas del Eixample, aportaron con elegancia e igual originalidad que sus coetáneos edificaciones sorprendentes. Una de ellas es la Casa Sayrach, que nos abre sus puertas para sorprendernos con unos interiores dignos de lucir junto a la Casa Batllò.

 

Fábrica modernista de Anís del Mono

 

Pocas fábricas constituyen un patrimonio histórico y monumental como ésta lo hace para la ciudad de Badalona. Asomándose al Mediterráneo desde su privilegiada situación junto al Pont del Petroli, la sede primigenia de Anís del Mono (aún en activo) es todo un emblema en el que recrearse desde el diseño de su icónico logo hasta cómo ha reconvertido sus instalaciones.

 

La Modelo

 

La antigua y centenaria cárcel de Barcelona apenas lleva un año en inactivo, sin embarco cada día se transforma un poco más a la par que sigue conservando su legado y sus historias dentro de unas galerías que han visto pasar al Vaquilla o a Companys mediante un diseño panóptico que resultó toda una innovación en los años en los que se construyó.

 

Arco del Triunfo

 

Lo que hace especial al festival 48h Open House Barcelona es que permite ver edificios emblemáticos desde otra perspectiva. Tanto barceloneses como turistas han visto el Arco del Triunfo desde todas las perspectivas posibles a ras de suelo, pero muy probablemente no hayan tenido la oportunidad de descubrir qué hay dentro y qué vistas ofrece desde su terraza. Algo que también podremos experimentar desde la Torre Veneciana izquierda de Plaza de España.

 

Casa Vicens

 

Todas las edificaciones de Gaudí han sido merecidamente “explotadas” como reclamos turísticos, pero hasta apenas hace un año la que fue su primera obra en la ciudad de Barcelona, permanecía semioculta de los mapas turísticos. Ahora que queda abierta a todo el público y sin los costes propios de todo lo que lleva el sello Gaudí, es una excelente oportunidad para descubrir parte de un legado siempre merecedor de honores.

 

Recinto Modernista de Sant Pau

 

Una obra arquitectónica exorbitante, que todo barcelonés y quien no es de Barcelona debe visitar al menos una vez, y más si tiene la oportunidad viviendo aquí. Este festival es una de esas oportunidades por las que volver a visitar esta joya dela que no hay palabras para describirla.

 

MNAC

 

El Museo Nacional de Arte de Cataluña es otro de los must que todo aquel que pisa suelo barcelonés debe visitar, pero el verlo siempre presente imponente junto a las fuentes de Montjuïc puede hacer que se nos olvide que lo más importante está en su interior, donde nos esperan joyas de distintos periodos históricos, destacando las pinturas originales del románico que pueblan los valles pirenaicos.

 

Supercomputadora Marenostrum

 

Otro de los sentidos del 48h Open House es mostrarnos las “entrañas” de ciertos edificios que no nos pueden llamar la atención o no conocemos los tesoros que aguardan. Es el caso de Can Girona, una casa palaciega en cuya ermita se esconde la mayor supercomputadora del país y una de los más potentes de Europa.

 

Curiosidades del 48h Open House Barcelona 2018

 

Pedacitos de la Alhambra en Barcelona

 

El legado andalusí en Barcelona es escaso pero tan rico en matices como la decoración palaciega propia del sur de España. Podemos encontrar ejemplos de estas construcciones en reproducciones como la Casa Marsans (actual albergue municipal) o en la Casa de les Altures (sede del distrito de Horta – Guinardó), donde no faltan los arcos de herradura, profusa decoración nazarí en yeso y patios acristalados con el agua como protagonista.

 

Torre del Reloj

 

¿Sabías que esta elegante construcción que se asoma a la ciudad desde su extremo más “inaccesible”, sirvió como punto de referencia para determinar el sistema métrico? Una placa nos recuerda tan importante efeméride en un edificio que hoy acoge a la cofradía de pescadores. Tradición, historia y cultura a tu alcance desde una perspectiva diferente del puerto.

 

El tratamiento de aguas

 

El agua es gran protagonista de esta edición del 48h Open House. Por ello, desde estaciones depuradoras, edificios de tratamiento y gestión hasta depósitos históricos abren sus instalaciones para que descubramos los entresijos que llevan a que cuando abramos el grifo todo esté en orden.

Al proceso de gestión del agua, representado por la Depuradora del Bajo Llobregat, la estación de tratado de Sant Joan Despí o la Ciudad del Agua del paseo Zona Franca entre otros edificios, le siguen curiosidades como el depósito del Rei Martí, junto a la torre Bellesguard de Gaudí (muy cerca de la Residencia Sarrià y también visitable) o incuso la red de alcantarillado de la ciudad de Barcelona, a la que podemos acceder desde la Diagonal esquina Paseo de Gràcia.

 

El nuevo perfil de L’Hospitalet

 

L’Hospitalet te puede gustar o no, pero indiferencia no causa. Así, a su perfil profusamente propio de ciudad dormitorio le siguen ejemplos de extremada modernización como el skyline que nos regala Plaza Europa. Parte de estos nuevos inquilinos se dejan descubrir durante el Open House, como el Hotel Richard Rogers (ese edificio culminado con una especie de nave espacial que saluda a la entrada de Gran Vía) o el Toyo Ito (la torre roja de curvilineas formas junto al Centro Comercial Gran Vía 2)

 

Qué ver en el 48h Open House si cursas estudios de arquitectura en Barcelona

 

Edificio Mies Van der Rohe

 

Se asoma tímidamente a la Font Màgica desde una explanada que ya tuvo el honor de acoger este mismo pabellón en la Exposición Universal de 1929, donde el genial arquitecto alemán puso en práctica como nadie su “menos es más”. Toda una lección de arquitectura al alcance y de obligada visita para los que se encuentran en plenos estudios de arquitectura en Barcelona.

 

Ciutat de la Justicia

 

Nueve edificios de hormigón armado de distintos colores integran, haciendo honor a su nombre, a toda una ciudad donde gestionar temas administrativos y judiciales. Se asoman con cierta grandeza a la Gran Vía desde la plaza Cerdà, pero la obra de los arquitectos David Chipperfield y Fermín Vázquez,​ con la colaboración de Agustí Obiol es mucho más en su interior. No esperes a tener algún problema administrativo para descubrirlo.

 

Fábrica Lehmann

 

Ejemplo de que no toda reconversión de lo fabril a lo público debe ir dotada de la magnificencia de arquitectos del star system, la Fábrica Lehmann es un gran ejemplo de cómo la ciudadania adapta el espacio a sus demandas conservando a la perfección su legado.

 

Institut Viladomat

 

Esta construcción modular en forma de T en plena illa del Eixample es todo un ejemplo de la arquitectura racional del S.XXI. Sin destacar excesivamente, cada habitáculo de este centro de estudios tiene su sentido dentro de una organización donde todo ha sido medido al milímetro para aprovechar los recursos del espacio.

 

Pabellón de la República

 

Otro gran ejemplo de historia viva de la arquitectura en Barcelona (a pesar de tratarse de una reproducción). Este edificio se construyó originalmente en París para la Exposición Internacional de 1937, en plena Guerra Civil y sin apenas recursos. Lo cual no impidió que Josep Lluís Sert i Luis Lacasa ejecutaran un magnífico ejemplo de raciocinio arquitectónico que tuvo el privilegio de “estrenar” en su patio abierto el Guernika de Picasso.

 

Viviendas rehabilitadas

 

Es la parte más genuina y curiosa de este festival que lo hace valedor de un evento digno de estudios de arquitectura en Barcelona. Se tratan de edificaciones concretas a las que podemos acceder con cita previa a su interior, a una de sus viviendas, que comunmente en este festival han sido rehabilitadas con exquisito gusto o forman parte de un estilo propio de una corriente no siempre conocida.

Tenemos ejemplos de este apartado del festival en el Habitatge Cooperatiu Princesa 49, edificio Roca Barallat, las viviendas de la Fundación Pere Mitjans o las viviendas de la calle Biscaia entre otras tantas.

 

Crédito de la imagen de portada: 48h Open House Barcelona

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

5 (100%) 16 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies