Establecer una rutina que nos mantenga motivados en el tiempo es muy difícil. Y si esa rutina implica tareas complicadas y que requiere concentración como son los estudios, mucho más.

Además, con la cantidad de notificaciones y distractores a nuestro alrededor, nos pasamos el tiempo dejando para después lo que menos nos apetece. Aplazamos de forma constante y, en materia de estudios, muchas veces hasta el límite. ¿Quién no ha sacrificado horas de sueño por dejar para el último momento el repaso de una asignatura? ¿Cómo ser más productivo en el estudio?

El tema llega cuando perdemos los hábitos de estudio y esa procrastinación afecta a los resultados, las notas no son las esperadas, nos sentimos mal con nosotros mismos, culpables, cansados y mentalmente agotados. ¿Cómo evitar que esto se repita? Hoy te enseñamos cómo ser más productivo a la hora de estudiar para los exámenes.

 

Trucos para aumentar la productividad en el estudio

  • Marca un horario de estudio. No eres el primero que dice que estudias mejor por la noche, que prefieres trasnochar… pero no te engañes a ti mismo. Cuando llega la hora de dormir nos volvemos más productivos porque tenemos prisa por acabar. Traslada esa necesidad a un horario más adecuado a las horas diurnas y busca una zona de estudio concreta. En la residencia de estudiantes hay un montón de espacios idóneos para ello como las bibliotecas o instalaciones como las salas de estudio. Lo ideal es resolver las tareas importantes nada más levantarnos. Así tendrás un montón de horas del día para otros temas a los que nunca llegabas como ir al gimnasio, ver series, poder quedar sin remordimientos y otros planes por Barcelona. Repítelo a lo largo del tiempo y verás cómo esta rutina te hace sentir mejor porque notas que los días son largos y las obligaciones no te persiguen hasta la hora de dormir.
  • Divide las tareas. Crea micro tareas para que te resulte más fácil acabarlas y ello te motive para continuar con la siguiente. Si nos ponemos metas complejas es fácil que decaigamos por el camino. En cambio, cuando planteamos logros alcanzables es más fácil ir resolviendo uno a uno con más constancia.
  • Saca partido a tus virtudes. No te flageles por lo mal que se te da organizar el día y piensa en todas las cosas buenas  que tienes. Eso que se te da bien hacer es lo que has de potenciar y aprovecharlo para resolver lo que te resulta más complejo y te lleva a procrastinar. Merece la pena sentarse y anotar en papel todas tus fortalezas. Te ayudará a ser consciente de ellas y mejora tu autoestima y confianza en lo que eres capaz de hacer.
  • Elimina los distractores. Lamentamos decirte que el móvil no puede estar sobre la mesa de estudio. Es por tu bien. A lo largo del día somos capaces de mirar la pantalla cientos de veces. Y prácticamente todas esas notificaciones que llegan no son importantes. Si te concentras, harás las tareas más rápido y las memorizas mejor, al estar centrado solo en un tema.

 

¿Tienes algún truco más sobre cómo ser más productivo en el estudio? Recuerda que si necesitas un espacio exclusivo para estudiar, contamos con diferentes instalaciones como salas de estudio o de trabajo.

Servicios e intalaciones de la Residència Universitària Sarrià

Valora este artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies