0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Para un estudiante, la memoria es determinante en el éxito de su carrera. Por ello, es importante que cuente con las habilidades necesarias para mantener su agilidad mental y retentiva. Algo que debe cuidar manteniendo una correcta higiene del sueño, evitando el estrés o, simplemente, ejercitándola de manera constante.

Desde pequeños nos hemos entretenido con juegos de mesa como las tarjetas de asociación, trabalenguas o adivinanzas, construyendo historias o terminando puzles. Pero, durante la edad adulta, mientras estamos en la Universidad, cursamos un Máster y queremos aprovechar al máximo nuestra estancia en una residencia universitaria ¿cuáles son las mejores ideas para ejercitar la memoria del estudiante?

Cómo ejercitar la memoria del estudiante de manera lúdica

 

  • Apps para entrenar la retención de datos: entrena tu capacidad de almacenar información a través de las diferentes apps disponibles para smartphones y tablets. Pasarás horas de forma entretenida mientras la dificultad de las pruebas va en aumento ¡y casi sin darte cuenta! A través de sencillos retos notarás cómo tu capacidad de atención aumenta ¡y eso es bueno cuando estudias!
  • Juegos físicos: los juegos de memoria escrita como los sudokus, los crucigramas y puzles mejoran la memoria ya que has de estar más atento de lo normal. Tu habilidad para recordar y memorizar mejorará a pasos agigantados. Entre todos los juegos, el ajedrez merece una mención especial, dado que es el que más atención exige para conseguir ese ‘jaque mate’ esperado. Aprender a jugar indirectamente mejora el desarrollo de la memoria. El motivo de estas afirmaciones es que obliga a aprender y recordar las bases de juego, saber cómo mover las fichas y visualizarlas sin llevarlas a cabo. Sin duda, una actividad de atención y memoria creativa sin igual.
  • Memorizar canciones: se recomienda, también, ejercitar la memoria auditiva. Siempre habrá canciones con las que recordemos ritmos o algunas palabras, que a simple vista se nos quedan grabadas. Sin embargo, un buen ejercicio consistirá en memorizar la letra habiendo escuchado canciones de la forma más repetitiva posible. Cada vez te llevará menos tiempo aprenderte una canción.
  • Crear rimas sencillas: a la hora de memorizar información para un examen puede que algunas palabras, y sobre todo clasificaciones, dificulten nuestros ejercicios de memoria. Para ello, crea rimas sencillas que reúnan las siglas del listado que te tienes que aprender. Así, a la hora del examen, recordarás cada punto y cada coma de lo que has estudiado.
  • Relacionar los estudios con otros temas: si las rimas no son tu fuerte, puedes también usar símiles. Recuerda términos complejos usando acrónimos que seguidamente te recordarán lo que realmente interesa.
  • La alimentación también es importante: hay muchos alimentos capaces de lograr una buena salud de la memoria. Por ello, mantén una dieta equilibrada con alimentos ricos en ácidos Omega 3 como el salmón, el aceite, los frutos secos, las nueces o las espinacas, entre otros.

¿Preparado para poner tu memoria a punto?, ¿dispones del mejor entorno para ello?

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR