Nadie puede discutir que Barcelona es un destino marcado en el mapa de muchos estudiantes. La ciudad condal tiene todos los atractivos para cualquier persona que quiera progresar en su vida profesional y personal: universidades de prestigio, estudios pioneros en Europa, una gran oferta de ocio, un clima de ensueño…

Cada año la capital catalana recibe una gran cantidad de universitarios procedentes de diferentes partes de España y del extranjero. Barcelona encabeza la lista de ciudades españolas más caras para estudiar, aunque lo cierto es que no existe una diferencia sustancial de precios entre Madrid o Valencia.

Sin embargo, los precios de las universidades de Barcelona están por debajo de los que podemos encontrar en ciudades europeas como Londres o París. En todo caso, el esfuerzo económico que se hace está totalmente justificado por las prestaciones, servicios y comodidades que recibe todo estudiante en la ciudad barcelonesa.

Cuánto cuesta estudiar en Barcelona: la matrícula

 

 

El precio de la matrícula de una carrera universitaria en Barcelona difiere según los estudios que se cursan o si la universidad es pública o privada. No es una sorpresa para nadie que las públicas son más baratas. El coste de la matrícula para los estudios de grado en universidades privadas está en torno a los 9.500 euros por curso académico, lo que marca una diferencia abismal con el coste medio de un grado en una institución pública, 1.500 euros al año.

También podemos destacar más costes medios al año respecto a estudiar en Barcelona: 2.500 euros por una doble titulación o 2.200 euros por un grado técnico.

No podemos olvidar tampoco los beneficios que tienen los mejores estudiantes: los que consiguen una Matrícula de Honor Global o el Premio Extraordinario de Bachillerato pueden disfrutar de una beca que supone el primer curso universitario gratuito.

Cuánto cuesta estudiar en Barcelona: el alojamiento

 

 

Los precios del alquiler en Barcelona son casi prohibitivos. Los gastos de la entrada al piso y la fianza que se fija ya suponen una buena suma nada más pisar la vivienda. Además, a la cuota mensual debemos sumarle el gas, la electricidad, el agua o el internet. Todo ello pasando por alto la dificultad de encontrar un piso que se adapte a nuestras necesidades.

Una residencia de estudiantes, por lo tanto, es la opción más cómoda para un estudiante e incluso, en el caso de una residencia universitaria todo incluido, la opción que a la larga va a ser más económica. La etapa universitaria de una persona es decisiva y un alojamiento que facilita el día a día de un estudiante es una garantía para poder exprimir todo su potencial mientras también satisface su lado más personal con actividades de ocio u otras experiencias con los demás residentes.

También es necesario valorar las becas para residencias universitarias en Barcelona destinadas a familias que realizan un esfuerzo económico para que el estudiante pueda disfrutar de un entorno de estudio de alto rendimiento con la meta de fortalecer su desarrollol académico.

Barcelona es una ciudad por descubrir: La Sagrada Familia, Las Ramblas, Montjuïc, el Camp Nou, La Pedrera, el Mercado de la Boquería… ¿Y qué mejor que haciéndolo mientras conseguimos nuestros objetivos académicos?

Inscripción online en la Residencia Sarrià

5 (100%) 2 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies