0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Comienza el año y con él los nuevos retos. Si estás en el último año de bachillerato, seguro que ya te ronda en la cabeza qué carrera universitaria vas a estudiar y dónde. Mudarnos a una ciudad nueva es una aventura apasionante pero que también nos genera ciertas inseguridades. Para estar mejor arropados, la mejor opción es alojarnos en una residencia de estudiantes universitarios.

Los jóvenes que inician su andadura universitaria van a vivir experiencias únicas e inolvidables tanto a nivel académico como personal. De ahí que sea tan importante residir en un lugar en el que sentirnos cómodos, seguros, poder estudiar adecuadamente y realizar las múltiples prácticas de la carrera y al mismo que desarrollarnos a nivel personal.

Te esperan varios años en los que  seguro nacerán relaciones de amistad duraderas.Convivirás con muchos otros alumnos que estarán en tu misma situación y poco a poco la timidez desaparecerá, empezaréis a comentar gustos e intereses y se irán formando grupos y relaciones de más confianza o empatía.

Una de las cosas que más valorarás de tu paso por la residencia es la madurez que vas a adquirir. Ya no tendrás a tus padres para cubrirte las espaldas, tendrás que esforzarte por mantener tu habitación ordenada y tendrás que compartir la experiencia de vivir con muchas personas, muy diferentes, que te harán ser más comprensivo, respetuoso y paciente. Pero ¿cómo llegar a este punto?

¿Cómo se conoce gente en la residencia de estudiantes universitarios?

 

Compañeros de la residencia que estudian tu misma carrera. Si tienes la suerte que dentro de tu residencia hay alumnos de tu misma carrera será con los primeros con los que te relacionarás y hay muchas más posibilidades de que os convirtáis en grandes amigos al compartir apuntes, sensaciones sobre el temario o inquietudes sobre la carrera.  De la misma manera, podréis compartir horas de estudio y dudas, o el camino de vuelta a la residencia, tanto en bus o en bicicleta.  Nada mejor que tener un amigo tanto en la residencia como en la Universidad.

 

Habitación compartida. Si te consideras una persona especialmente tímida, otra opción es que compartas habitación en la residencia. De esa manera, tendrás siempre a un apoyo muy cerca de ti con la que compartir tus miedos y no te sentirás tan solo o sola en las primeras semanas, donde la adaptación se hace más compleja.

 

Ambiente juvenil. Una de las cosas más apasionantes de alojarte en una residencia es que estás rodeado de gente joven. En la Residencia Universitaria Sarriá podrás conocer a gente en las salas de estudio, gimnasio, aulas multimedia, de música, en la piscina, el jardín y resto de instalaciones ¡las relaciones con tus compañeros con todo este espacio de ocio y descanso así serán mucho más fáciles!

 

Aficiones. Da rienda suelta a tus aficiones, dentro y fuera de la residencia. En las zonas deportivas encontrarás a estudiantes con tus mismos gustos, con los que podrás realizar nuevos planes, conoceros mejor y así ampliar el círculo de amigos rápidamente.

 

¿Preparado para una maravillosa nueva vida en Residencia Universitaria Sarriá? Te esperamos con los brazos abiertos y con multitud de planes y eventos que no sólo te hará más llevadora la vida universitaria, sino que te servirán para sentirte parte de esta gran familia.

 

Inscripción online en la Residencia Sarrià

5 (100%) 1 voto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies