0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Un nuevo hogar, nuevos hábitos, nuevas amistades, nuevas asignaturas… Son muchos los cambios a los que como estudiante en Barcelona vas a tener que adaptarte en tu primer año universitario. Para que, ante esta situación tu nivel académico no se vea afectado, en la residencia Sarrià creemos que es especialmente importante que te asegures de que tu formación académica no solo dependa de las horas de clases, sino que ésta continúe en tu lugar de residencia gracias a las clases particulares en la residencia.

Contar con medios para que tu formación académica se complete es muy aconsejable para sacar el máximo rendimiento a tus esfuerzos. ¿Aún no estás del todo convencido? Pues presta mucha atención porque hoy te explicamos todos los beneficios que puede ofrecerte.

Beneficios de las clases particulares en la residencia

 

Tú marcas el ritmo

 

Podrás disfrutar de clases individualizadas que te permitirán ir siempre a tu ritmo, deteniéndote las veces que sean necesarias para resolver tus dudas y repasar el temario hasta que te quede totalmente claro.

 

Contarás con un profesor solo para ti

 

Cuenta con la atención directa y total de un profesor que te ayude de forma constante.

 

Reforzar los conocimientos adquiridos en clase

 

Se trata del complemento ideal a tus clases. Resuelve tus tareas con la ayuda del profesor de apoyo. Un refuerzo muy eficaz e infinitamente más personalizado que tus estudios en las aulas.

 

Tú decides cuántas horas necesitas

 

Al contrario que si vas a una academia, en las clases particulares tú decides cuanto tiempo necesitas a la semana para afianzar tus conocimientos y a qué temarios te merece la pena dedicar más atención y en cuál no necesitas ayuda. Al ir a tu ritmo, no al de un grupo, el tiempo dedicado está siempre bien utilizado.

 

Mejorarás tu atención

 

No podrás distraerte al recibir un trato personalizado. Ni móviles, ni hablar con los compañeros. Cuando el tiempo apremia la eficacia de las clases particulares puede ser muy beneficiosa.

Serás más constante

 

Al tener un calendario de clases no podrás dejar las cosas para el último día lo cual te ayudará a organizarte mes a mes.

 

No desperdiciarás tu tiempo

 

En la universidad el tiempo es oro. Gracias a las clases particulares no lo perderás teniendo que trasladarte hasta la academia ya que las sesiones tienen lugar dentro de tu propio hogar, la residencia.

Recuerda que alojarte en una residencia universitaria en Barcelona no solo proporciona espacios exclusivos, sino que te pone en contacto con las mejores academias y profesores particulares, para que tu educación no tenga freno en ningún momento.

Si tu interés es apostar por hablar más idiomas, puedes enfocar el tiempo dedicado a esta tarea en mejorar tus habilidades hablando o bien en a la obtención de certificados homologados.

Así mismo el residente que así lo desee, puede informar a la residencia de las horas semanales que necesite para recibir clases, reservándole una sala para que pueda disponer de la tranquilidad y el ambiente de concentración adecuado en el curso de refuerzo.

¿Te hemos convencido? No esperes a que lleguen los primeros exámenes, aún estás a tiempo de empezar el curso por todo lo alto.

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR