0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¿Has disfrutado de un Sant Jordi 2017 mágico? Seguramente con haber podido dar un paseo por Barcelona este pasado domingo 23 de abril, bajo un sol mediterráneo y ante miles de libros que regalar y disfrutar, no nos cabe duda alguna que lo habrás hecho.

Pero ¡ojo!, el espíritu de Sant Jordi no acaba tras la fiesta de la cultura que es cada 23 de abril: ahora toca que ese magnífico ejemplar firmado que has adquirido en el stand de tu autor favorito, no languidezca como la rosa tras unos días. Para ello, os recomendamos los siguientes buenos hábitos de lectura para el estudiante que quiera disfrutar de cualquier libro.

Buenos hábitos de lectura para el estudiante

 

Disfrutar de la lectura necesita de tres pilares básicos en la rutina diaria de un estudiante, que no son otros que disponer de tiempo, silencio y espacio. Para ello, no dudes en reservar tu momento teniendo preparadas estas circunstancias y, sobre todo, no te tomes la lectura como una obligación, sino como el disfrute que es y el mejor hobby para complementar tus estudios.

  • Organizate con tus tareas básicas: ten un plan que te permita liberar horas de estudio para preparar la materia o para disfrutar de la lectura: cuenta con un buffet que te libre de cocinar, con servicio de lavandería que te ayude con la higiene y las tareas domésticas, etc.
  • Retírate a un lugar tranquilo: algunos prefieren la biblioteca o sala de lectura como templo para poder leer garantizándose que nadie le molestará ni ningún ruido interrumpirá su inspiración, pero otros lugares como zonas ajarinadas a la sombra o incluso un parque cercano (como el de L’Oreneta o los jardines de Can Sentmenat), pueden ser el oasis perfecto para disfrutar del hábito y del excelente clima de Barcelona.
  • Cuenta con una habitación que invite a la lectura: una habitación adecuada para el estudio no solo necesita un escritorio amplio y cómodo, sino también buena iluminación natural, que sea una estancia fresca y espaciosa, etc.
  • Nunca te obligues a leer: la lectura es un placer muy disfrutable que, como ocurre con otros placeres como la gastronomía, debe entrarte a la primera y sin obligaciones de por medio. Si te encuentras cansado, no te apetece o el libro que has comenzado no te convence, busca otro ejemplar y otro momento para que le puedas dedicar el tiempo y la atención que merece.
  • ¡Apaga el ordenador!: no te dejes esclavizar por una pantalla y un teclado. Lo mejor para desestresarte y descansar la mente es hacerlo cómodamente en un lugar confortable mientras te sumerges en las páginas de una buena novela.
  • Si no tienes el hábito, no comiences por “obras cumbre”: los clásicos universales lo son por meritos propio, pero al igual que no podemos pretender comenzar una carrera universitaria y dominar desde el comienzo la práctica antes que la teoría, no podemos empezar por el Quijote si apenas tenemos la costumbre de sentarnos a leer. Comienza por una antología de obras, un best-seller para todos los públicos o en definitiva por lo que te apetezca. No hay nada mejor en estos casos que dejarte recomendar por un amigo enamorado de las letras.
  • Busca tus momentos: debemos insistir que la lectura no es un hábito al que le tengas que dedicar X horas al día, sino un momento de relax, de disfrute, que te permite desconectar y sumergirte en otros mundos. Si no encuentras el momento a lo largo del día, dedícale unos minutos antes de dormir o incluso en los trayectos de la residencia a la universidad. Lo importante es que puedas disfrutar cuando quieras, donde quieras y como quieras.
  • Ten un libro siempre a mano: precisamente porque es mucho más relajante y placentero leer cuando nos plazca que engancharnos a la dictadura de nuestro móvil, no dudes en tener un ejemplar a mano de tu autor favorito en versión “de bolsillo”. Lo agradecerás al momento de tener que esperar el bus o entre clase y clase.

 

Beneficios de la lectura en el estudiante

 

La lectura no es un simple hobby: es el mejor complemento a nuestros estudios, ya que está comprobado que éste sano hábito mejora nuestra capacidad de asimilación entre otros beneficios como:

  • Relajarnos y disminuir el estrés: al sumergirnos en la lectura, nos olvidamos de lo que ha pasado en el día y d elas preocupaciones, siendo la herramienta perfecta para descansar nuestra mente.
  • Mejora el pensamiento analítico: la lectura nos crea el hábito de realizarnos preguntas sobre qué sucede y por qué, preguntas que podemos extrapolar a otras materias y ayudarnos a su comprensión.
  • Mejora la capacidad de retentiva y concentración: la lectura obliga a la memoria a mantenerse activa, así que resulta como un gimnasio para nuestra mente.
  • Mejora la ortografía y el vocabulario: con cada lectura aprendemos nuevos vocablos que enriquecen el uso de la lengua, por lo que seremos capaces de explicar y expresarnos de forma excelente y variada.
  • Mejora la cultura general: la lectura se basa en temáticas que nos ayudan a comprender y conocer mejor nuestro mundo.
  • Entretiene: siempre hay un libro para cada tipo de persona. Encuentra el tuyo y no verás el momento de sumergirte en su lectura.

Ya sabes, siempre hay tiempo para dedicárselo a un buen libro. ¡Haz que el espíritu de Sant Jordi 2017 no quede en un único día y celebra el día del libro cada día!

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià. Practica todos estos buenos hábitos de lectura para el estudiante en un entorno inmejorable para el desarrollo académico y personal

5 (100%) 4 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies