No es lo mismo estudiar, que afrontar el estudio, de igual forma que no es igual leer que asimilar. Según las técnicas de estudio para exámenes seguidas, tendremos más facilidades para una opción u otra. Nos referimos a que no todos tenemos la capacidad innata de, ante unos exámenes, enfrentarnos a los apuntes, libros, prácticas, etc., y ser capaces de retenerlo todo a la primera, sin dificultades y sin cansancio o estrés.

Por ello, porque es una situación natural, antes de decidirnos por el momento en el que debamos “apretar las tuercas” y sentarnos a prepararnos las evaluaciones, debemos conocer cuál es la mejor forma de “soportar” presión, horas intensivas, rutinas diferentes a las habituales, etc. Todo ello para que nos sea del máximo provecho seamos de los que les cuesta o de los que no.

En definitiva, de lo que se trata es que previo al estudio, encontremos la metodología, los procesos, el lugar y las formas adecuadas que mejor se adapten a nuestras necesidades. A modo de guía, desde la Residencia Sarriá os ofrecemos 5 técnicas de estudio para los exámenes.

 

5 técnicas de estudio para exámenes

  • Reformula los apuntes
  • Subraya… o no
  • Esquematiza
  • Plantea casos prácticos
  • Organízate el estudio

 

5 técnicas de estudio para exámenes

 

Técnicas de estudio para exámenes: #1 reformula los apuntes

 

Al momento de tomar anotaciones en la clase, las prisas, el hecho de detenernos en puntos que no entendemos y obviar otros que puedan ser importante, distracciones, etc., hacen que no siempre podamos asegurar tener todo lo necesario plasmado en nuestros apuntes.

Por ello, antes de comenzar a estudiar deberíamos asegurarnos de que tenemos ante nosotros todos los datos importantes y 100% comprensibles, para lo que necesitaríamos reformularlos: reescribirlos con nuestras propias palabras, incidiendo en los datos clave y contrastándolo con otras fuentes de confianza en aquellos apartados en los que nos cueste comprender las anotaciones.

 

Técnicas de estudio para exámenes: #2 subraya... o no

 

Disculpad la ambigüedad, pero es uno de los procedimientos que si bien se destaca en todo listado de técnicas de estudio, también forma parte de los “mitos y leyendas” sobre éstos mismos.

Destacar las partes más importantes de un texto e incluso con diferentes colores puede funcionar a las mil maravillas para estudiantes sobre todo con una memoria eminentemente visual, así como en materias donde “la parte sea más importante que el todo”.

Sin embargo, quedándonos únicamente con lo subrayado nos hace perder algo tan importante en ciertas materias como la contextualización. De nada sirve saber que el 19 de marzo de 1812 se promulgó en Cádiz la primera Constitución Española si desconocemos en qué situación y qué motivos llevó a su firma.

Clave: subraya solo cuando la síntesis sea importante y no en sentidos donde la contextualización sea lo importante. Si te funciona esta técnica y no quieres prescindir de ella, combínala con otras como la creación de esquemas que te permita situar lo subrayado dentro de un contexto.

 

Técnicas de estudio para exámenes: #3 Esquematiza

 

Acompaña a tus apuntes “reformulados” de esquemas que permitan visualizar con pocas palabras la lección dentro de un todo. De esta forma, no solo puedes obtener de un solo vistazo todo el contexto de cada parte a retener, sino que también reforzarás la comprensión de cada apartado al tenerlo que situar y desarrollar dentro de una parte concreta.

 

Técnicas de estudio para exámenes: #4 Plantea casos prácticos

 

Ejemplificar sobre la teoría no solo sirve para que podamos retenerla mejor, sino que, además, sirve para que tengamos la certeza de que entendemos de qué se nos habla.

Para ello asegúrate en cada punto de poder plantear una pregunta y su respuesta tal como si fueras el examinador. Incluso si te es posible, plantea dinámicas en grupo en las que sean tus compañeros quienes te pongan a prueba y viceversa. Dispones de salas de trabajo en equipo específicas para ello sin que os molesten.

 

Técnicas de estudio para exámenes: #5 Organízate el estudio

 

Es lo primordial y por lo que insistíamos en lo importante de saber cómo enfrentarnos al estudio. El estudio no debe ser “dedico dos horas al día para poder llegar al examen sabiendo de lo que trata”. El estudio debe ser “dedico cuatro horas al día porque son las que necesito para llegar al examen 100% preparado.

A este tipo de conclusiones solo se llega con autoconocimiento y la disciplina necesaria para planificarnos unas horas concretas en las que no nos pese enfrentarnos a la materia. Sabiendo por otra parte qué técnicas aplicar antes y no durante.

 

Consejos Localiza.me ¡Descárgate el planificador de tareas de la Residencia Sarrià y organiza tu tiempo para sacar el máximo rendimiento a tus sesiones de estudio!

DESCARGAR PLANIFICADOR

 

 

Consejo extra: no temas pedir ayuda a terceros para afinar tus técnicas de estudio para exámenes

 

Si has llegado a este artículo puede que sea por curiosidad o mejorar tus cualidades estudiantiles, pero también puede que sea porque realmente conoces que tienes ciertas dificultades a la hora de enfrentarte al estudio de exámenes.

Es algo natural, por lo que ya sea mediante este artículo, mediante reglas mnemotécnicas, solicitando incluso la ayuda de un profesor particular o de tus compañeros de clase… no temas en pedir ayuda y mejorar en un aspecto fundamental como es el sacarle el máximo provecho a tus estudios.

Buscando en internet puedes encontrar vídeos, herramientas, ejercicios… que te pueden ayudar (o no, lo importante es que encuentres lo adecuado a tu técnica y hábitos). Por ejemplo, éste del Proyecto Educativo Nisabelt nos incide sobre el método SQ4R. Un planteamiento de estudio que resume en un solo método las 5 técnicas de estudio para exámenes mostrada en este artículo.

 

 

¿Quiere decir que para asimilar correctamente los conceptos antes de un examen, debemos leer, sacar preguntas, releer, revisar en voz alta, reescribir y revisar conceptos? Quiere decir que es una metodología válida de la que debes considerar qué de sus partes (o el todo) te resulta más útil y puedes incorporar a tu propia metodología.

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

5 (100%) 7 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies