Vienen las navidades y con ellas la vuelta a casa, el descanso, las luces y compras de regalos… y los banquetes. Algo esto último que, si tenemos que estudiar para los exámenes que nos esperan a la vuelta, no es lo más adecuado para un alto rendimiento.

Los excesos en las comidas producen pesadez estomacal y aumentan la sensación de cansancio debido al sobreesfuerzo de realizar digestiones más intensas, lo cual para afrontar horas de estudio supone que nuestro cuerpo no se encuentre en óptimas condiciones para asimilar la teoría.

Por estas razones, no es plan que nos privemos de días tan significativos como Nochebuena o Nochevieja, pero sí que debemos prever que al día siguiente no vamos a rendir lo suficiente y que, por tanto, conviene que descansemos y dejemos el grueso del estudio para los días restantes.

Durante esos días restantes sí que conviene que nos privemos de turrones, polvorones y grandes ingestas y optemos por otros alimentos más equilibrados que, además por sus propiedades, nos pueden ayudar a mejorar el estudio. ¿Cuáles son estos alimentos?

 

10 alimentos para estudiar mejor durante las navidades (o el resto del año)

 

Zanahorias

 

Habrás escuchado en más de una ocasión que las zanahorias son ricas en vitamina A, lo cual las hacen perfectas para la vista y para la piel. Pero no es ahí donde reside el máximo beneficio para el estudiante, ya que también son ricas en potasio y fósforo, perfecto para recuperar a las mentes cansadas, y lo que resulta más interesante, en el antioxidante beta caroteno, famoso por ser un potente regenerador que le viene sobre ruedas a nuestra memoria y a nuestra capacidad de retención.

 

Nueces

 

Su gran parecido con el cerebro humano sirve como pista para indicar todo lo bueno que puede hacer por él. Estos frutos secos son ricos en fósforo, que tal como hemos indicado en el caso de las zanahorias, resulta perfecto para mejorar el rendimiento intelectual, efecto al que se le suma la lecitina, que evita la pérdida de memoria. Por último la vitamina B es una excelente fuente de energía, lo cual evitará que nuestra atención decaiga.

 

Anchoas

 

El aceite oleico omega-3 es muy indicado para activar la mente, con efectos comprobados en la mejora de los procesos del aprendizaje. Lo encontramos en pescados como las anchoas pero también en el atún, en las truchas, salmón, caballas y, fuera del mar, en semillas como la soja.

 

Almendras

 

No solo las nueces son los frutos secos que mejor nos sientan a la hora de estudiar. Las almendras, ricas en fenilalanina y fiboflevina favorecen y estimulan las funciones neurológicas, lo cual repercute en una mayor y mejor actividad cerebral. Esto convierte a las almendras en uno de los mejores snacks para un picoteo durante horas de estudio: mucho mejor crudas, ya que fritas pierden propiedades y saladas aportan grandes cantidades de sodio.

 

Arroz

 

Es muy importante que no por el hecho de sentir pesadez, dejemos de comer antes de estudiar. Tenemos que procurar ingestas equilibradas y saciantes, que no produzcan pesadez. Para ello, el arroz, legumbres y pastas nos aportan glucosa, que es el nutriente más demandado por nuestro cerebro para ejercer sus funciones.

 

Arándanos

 

Tanto frescos como desecados, supone una enorme fuente de antioxidantes, vitamina  y potasio, en concentraciones más altas que las zanahorias y mucho más sencillo de consumir. Las uvas pasas también producen efectos similares.

 

Café y tés

 

Grandes aliados a la hora de estudiar y uno de los recursos más usados para evitar el cansancio y “aguantar” largas jornadas. Tanto la teína como la cafeína son estimulantes, lo cual ayuda a mejorar la memoria, la concentración y la retención. Además, sobre todo el té verde, contiene antioxidantes que mejoraran la actividad cerebral. No obstante, tenemos que cuidar que no se tome en grandes dosis para que no resulte contraproducente, y evitar su ingesta horas antes del descanso.

 

Huevos

 

Con un alto contenido en vitamina B gracias a la colina presente en su yema, son muy necesarios para mantener las habilidades cognitivas y prevenir el riesgo de deterioro mental. También mejoran la atención y la memoria a largo plazo.

 

Remolacha

 

Este bulbo es rico, además de en azúcares sanos, en un componente llamado monofosfato de uridina, que ayuda a mejorar las habilidades cognitivas

 

Yogur natural

 

Como alimento lácteo, aporta calcio, que además de fortalecer, actúa como calmante de nuestro sistema nervioso, lo cual nos sirve para reducir el estrés propio de los periodos de estudio. El Yogur además contiene tirosina, que aumenta la producción de neurotransmisores y con ello la actividad cerebral.

 

Alimento extra: el chocolate

 

Los chocolates con un alto porcentaje de cacao (en torno al 85% ) son muy ricos en antioxidantes, lo cual es perfecto para evitar el cansancio y la degeneración de nuestro cerebro. Además, al ser un auténtico placer, estimula la producción de endorfinas y aumenta el torrente sanguíneo, lo cual nos ayuda a pensar con mayor claridad reduciendo el agotamiento. ¿Y el chocolate con leche? No es tan rico en antioxidantes y por tanto no es tan beneficioso, pero también libera endorfinas y enriquece la capacidad de reacción, la memoria visual y las capacidades verbales.

 

Consejos a la hora de tomar alimentos para estudiar mejor

 

Comer bien no tiene que ser sinónimo de comer aburrido. Simplemente debemos probar diferentes combinaciones que, reduciendo las grasas, los azúcares y otros aportes negativos, nos permita comer de forma gustosa y provechosa.

Por ejemplo, combinando el yogur natural con arándanos, tenemos un excelente postre con todos los beneficios de ambos productos y que además resulta delicioso.

Las ensaladas son una cómoda forma de poder incluir varios de estos grupos de alimentos sin que nos resulten pesados. Así, una combinación de brotes u hortalizas a las que añadirles zanahorias, remolacha o incluso arroz, puede facilitarnos que en un único plato, encontremos muchos de estos alimentos adecuados para el estudio presentados de una forma ligera.

Por ésta última razón, resulta una gran ventaja contar con servicio de buffet en el que se nos prersenten todos estos productos de forma fresca y podamos realizar nuestra propia combinación según nuestras necesidades de estudio y nutricionales.

 

Contactar con la Residencia Universitaria Sarrià

5 (100%) 3 votos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies